Tema Central

Las estructuras metálicas son ideales para resistir grandes terremotos

Autor: Iván Urbina, publicado el

Chile es uno de los países más sísmicos del mundo, por lo que el acero es uno de los materiales ideales para construir, siempre y cuando se haga de la manera correcta.

Un armado, que en su mayoría se compone de materiales de acero, es denominado estructura metálica. En ese sentido, podemos encontrar desde galpones, cobertizos y patios, hasta edificaciones o viviendas que se pueden construir en base a este material, el cual otorga firmeza y una gran durabilidad a través del tiempo.

Si bien en sus contras podemos decir que el acero es un material medianamente costoso, sí es un insumo ideal para la construcción en Chile, uno de los países más sísmicos del mundo. Como en cualquier momento podemos tener un gran terremoto, la construcción en metal es una de las más confiables para resistir los empujes laterales de un movimiento telúrico.

“Los fabricantes de este tipo de material, y los diferentes cálculos estructurales de los profesionales competentes, ratifican que un correcto método constructivo, más la eficacia estructural de sus perfiles y el bajo peso de la estructura le otorgan una elevada rigidez a una estructura, por lo que sus desplazamientos frente a un sismo son bajos”, aseguró Emilio Guerra, profesor del Departamento de Construcción y Prevención de Riesgos de la USM.

El experto también señaló que es esencial unir de forma correcta los perfiles a la hora de armar una estructura, tal y como indica el fabricante o algún profesional competente, ya que estas partes son las más débiles a la hora de resistir un sismo. Sin embargo, si los tipos de pernos utilizados y los diámetros son los correctos, no debería haber mayores complicaciones.

“Lo que se logra realizando un buen armado es que la oscilación (el vaivén) que tendrá la estructura frente a un sismo no coincida con la oscilación del suelo, ya que esta coincidencia da paso a un fenómeno llamado resonancia en donde las estructuras pueden llegar a tener fallas importantes e incluso colapsar”, complementó Guerra.

Así debe realizar la unión a través de pernos

Existen infinitos tipos de pernos y tornillos con el fin de unir los perfiles de acero. Pero muchos de ellos no cumplen con los requisitos mínimos de resistencia al corte, por lo que, ante cualquier movimiento brusco (como puede ser un sismo), estos pueden quedar partidos por la mitad, dejando ambos perfiles sin su necesaria sujeción.

Así lo afirmó el docente de USM, dando a conocer las características a las que el maestro debe poner ojo para la unión de perfiles de acero.

“En cuanto al diámetro del cuerpo, este debe ser N°8, N°10 o N°12, y el largo debe ser lo suficiente para que sobresalgan al menos 3 hilos del tornillo en la unión. Comúnmente para tornillo cabeza de lenteja el largo es de 1/2” y para los cabeza hexagonal 5/8” o 3/4”. En cuanto al hilo se recomiendan 10 o 16 roscas por pulgada y el revestimiento del tornillo debe ser siempre zincado y no fosfatizado ya que resiste de mejor manera a la corrosión”, indicó Emilio Guerra.