Tema Central

La prevención de riesgos parte por el uso adecuado de los EPP

Autor: Iván Urbina, publicado el

La utilización de Elementos de Protección Personal (EPP) como casco y zapatos adecuados pueden salvar la vida de los trabajadores en las obras. Por el contrario, el no uso podría acabar en accidentes y multas.

Hasta en un 41% ha disminuido la accidentabilidad en el rubro de la construcción desde el 2009 hasta la fecha, según datos de la Superintendencia de Seguridad Social (Suseso). Pero la construcción sigue siendo una de las áreas laborales más peligrosas, por lo que el uso de los Elementos de Protección Personal (EPP) dentro del trabajo es obligatorio.

“Los EPP son los objetos que permiten ser un eslabón clave de una cadena de prevención de riesgos, la cual comienza con el control de la fuente que pueda generar el daño en el trabajo junto con el autocuidado de cada uno de nosotros”, explicó Michel Guerrero, docente de Técnico en Construcciones Civiles, CFT Santo Tomás San Joaquín.

Si bien los EPP no reducen como tal el riesgo dentro de las obras, sí pueden aminorar algunos accidentes y hasta salvar vidas gracias a ello.

“Su uso es obligatorio, debido a la ley 16.744 en su artículo 68, la cual señala que estos deben ser dados por el empleador y su uso es obligatorio por parte del empleado. Esto dada su importancia crucial, ya que estos elementos pueden hacer muchas veces la diferencia entre la vida y la muerte, la salud o la enfermedad para un trabajador en obra”, agregó Guerrero.

Es por esto que en las faenas es indispensable el uso de elementos como zapatos de seguridad (caña alta y antideslizante, de preferencia), casco de protección, lentes de protección visual, protectores auditivos, mascarilla de protección respiratoria, y arnés de seguridad anclado a una cuerda de vida (si las labores realizadas superan los 1,8 metros de altura desde el nivel del suelo).

Ojo, que si usted se las da de osado y trabaja sin sus elementos de seguridad, no solo se arriesga a graves accidentes, sino que además a importantes multas. Así lo confirmó el docente, asegurando que “la disposición legal vigente dispone que el reglamento interno contenga las sanciones respectivas por no uso de los elementos de protección personal, que podrán aplicarse por infracción a las obligaciones que señale el mismo. Estas pueden consistir en amonestación (verbal o escrita) y una multa de hasta el 25% de la remuneración diaria del dependiente”.

Ocupe solo elementos de protección certificados

Lo más importante de los elementos de protección personal es resguardar la seguridad y la vida del trabajador, sea cual sea la circunstancia por la que pase o el accidente que tenga que vivir. Y esto será posible solamente si dichos productos son de buena calidad, es decir, la única manera de saber si serán o no de utilidad será verificar si son certificados por una entidad competente.

“Las características que deben tener los EPP para que sean realmente efectivos, es que deben ser certificados en su calidad por las entidades pertinentes aprobadas por la autoridad, y tener un diseño cómodo, ergonómico y apropiado para la tarea que desempeñará el trabajador'', sentenció Guerrero.