Yo Construyo

Matrimonio formó combi perfecta y hoy la rompen con sus muebles a medida

Autor: La Cuarta , publicado el

Susana Figueroa y Juan Pérez son pareja tanto en lo sentimental como en lo laboral. Cuentan cómo se complementan para que los pequeños roces no pasen desde el trabajo hasta el hogar, y dieron las razones del éxito de su negocio.

Para algunos puede resultar una locura, e incluso hay quienes creen que en ese contexto se llevarían como el perro y el gato. Lo cierto es que hay quienes pueden trabajar en pareja, definiendo cada uno su labor dentro de la empresa y complementándose de manera laboral y afectiva.

Este es el caso de Susana Figueroa (49) y Juan Pérez, quienes comandan su matrimonio entre los muebles del Persa Multiferia, en pleno corazón del Barrio Franklin. Si bien es él quien partió con la empresa de fabricación y venta, ella llegó hace cuatro años a multiplicar la cantidad de clientes que tienen, formando una perfecta sintonía.

“Trabajaba en una farmacia, pero me puse a trabajar con él porque renuncié por estrés laboral. Ocupé mi plata del finiquito para invertir en mis muebles. Ahora somos prácticamente socios”, relata Susana a La Cuarta Constructor.

Por su parte, Juan Pérez cuenta cómo fue que le ofreció a su señora el empleo. “Antes trabajaba solo. Como ella se aburrió de trabajar en la farmacia, le dije que, antes de ponerse a buscar trabajo, invirtiera un poco de lucas de su finiquito y aquí la arrimaba. Y ya llevamos cuatro años trabajando juntos”, señala.

Así nació Muebles Felipe, tienda que fue denominada así en honor a su hijo. Según ambos narran, suelen dividirse las labores, dejando la pega de la mano de obra al hombre, mientras ella se dedica a vender y a realizar las terminaciones de cada trabajo. Así han logrado subsistir y hacer cada vez más grande a esta tienda.

Buen complemento

Es verdad que tanto Susana como Juan se han complementado bien desde que trabajan juntos. Pero, como en toda relación, esto no quiere decir que no se agarren de las mechas por momentos.

“Hay problemas de repente, no siempre es color de rosas el trabajar en pareja. A veces hay problemas y choques, porque discutimos y nos llevamos la contraria. Pero siempre lo solucionamos. Lo tenemos que solucionar, porque sino el negocio no andaría”, indica Pérez.

Ella en tanto, complementa diciendo que “laboralmente nos complementamos super bien, pero de repente hay trancas y nos peleamos. Es complicado trabajar en familia, pero cuando tú ves que estamos tirando para el mismo lado, el enojo se olvida. Eso es porque todo lo que nosotros reunimos es para nuestra familia, para nosotros mismos. Es un pelo de la cola si nos peleamos.

Eso sí, ambos coinciden en que las peleas pasan a segundo plano cuando se trata de trabajar por un bien en común, sobre todo después de pasar cinco meses complicados por la pandemia, en los que tuvieron que cerrar el negocio.

Por lo mismo, las proyecciones que tienen son mesuradas. “No nos proyectamos tanto a futuro, sino que vivimos el día a día, porque en este momento es super difícil pensar en el mañana por el tema del virus. No tenemos certeza de lo que podría pasar, pero hasta ahora nos han llegado bastantes clientes”, cierra Figueroa.

Secretos del éxito

Juan Pérez lleva trabajando como mueblista desde los inicios de la década de los 90’. Su trayectoria ha permitido que muchos clientes confíen en el trabajo que ahora ambos llevan.

Pero la gran clave del éxito del negocio tiene que ver con la personalización de las piezas. Amplia parte del trabajo de Muebles Felipe está enfocada en el armado completo de los amoblados de cocinas, habitaciones y livings. Para ello, el maestro toma las medidas a cada espacio y arma muebles a medida.

Además, otro canal de ventas complementario que poseen es Instagram (@mueblesdefranklin), vía por la que aseguran han amarrado varios clientes, y donde muestran algunos de sus trabajos.

Muebles Felipe está ubicado en el Persa Multiferia (Arturo Prat 2251), en los locales 191 y 193 del pasillo C.