Tema Central

Ponga ojo: estas son las principales fallas en las techumbres

Autor: Constructor, publicado el

Estamos ad portas del invierno y es necesario realizar una mantención, o al menos revisar si nuestros techos están para resistir las lluvias y bajas temperaturas. Columna escrita por Sergio Olmos, docente de Duoc UC, sede Maipú.

Ha pasado el mes de abril y las lluvias han sido escasas en muchos sectores de nuestro país. No obstante, estamos bien adentro en otoño y se espera que este invierno las lluvias lleguen de igual manera, y por eso es importante preparar las casas y así pasar esta temporada sin mayores contratiempos.

Cuando llueve, nuestro aire y el cielo se despeja, dejando una agradable sensación, pero también en muchas ciudades causan algunos efectos poco agradables. Por ejemplo, la techumbre de nuestra casa sufre de filtraciones respecto al agua y viento.

Por esto, es importante e imperioso tomar algunas medidas que nos permitan prevenir filtraciones, como realizar una mantención del exterior de la vivienda, tratando de impedir que el agua ingrese, al igual que el viento.

Lo primero que debemos hacer es revisar y conocer la vivienda que habitamos, tipo de techumbre, si existen arbustos o árboles que están muy cerca, con posibles sectores que puedan producir filtraciones.

Limpieza de canaletas

Es imperativo revisar las canaletas. En el caso de que sean de metal, ver si están oxidadas. Limpiarlas de basuras, hojas o polvo, y, lo más importante, retirar cualquier elemento que impida el libre escurrimiento del agua (verificar la pendiente). Si existe alguna perforación podemos utilizar un tapagoteras o similar para sellar, siempre siguiendo las instrucciones del producto.

Otra precaución a considerar es podar (cortar) las ramas de árboles o arbustos que están muy cerca de las techumbres, pues estas provocan roces y dejan caer sus hojas sobres las canaletas acumulando basura y polvo.

Reparación de techumbres

En la revisión de las techumbres, podemos detectar que planchas o tejas estén sueltas, de modo de poder repararlas clavando cubiertas de fierro, donde encontremos clavos sueltos, y colocar tapagoteras en estos puntos. En el caso de que el techo este cubierto de tejas, amarrarlas con alambre.

Si la intervención es de mayor magnitud, se recomienda consultar con un profesional carpintero u hojalatero para realizar la reparación, según sea el caso.

Aislación de puertas y ventanas

En la temporada otoño-invierno hay gran cantidad de viento, el que se filtra a través de puertas y ventanas, provocando descenso en la temperatura interior o el viento arrastre el agua hacia el interior, por lo que podemos disminuir en gran medida estas filtraciones.

Existe una gran variedad de productos a disposición del usuario para sellar estos intersticios por donde se filtra el viento, lo que permitirá reducir significativamente los gastos en calefacción. Las tiras adhesivas cubren los espacios que producen filtraciones. Basta con limpiar la zona, retirar el protector adhesivo y colocarlo correctamente. Está indicada para desajustes de entre 2 y 3,5 mm.

También se puede utilizar el poliuretano expandido o inyectable en aquellos lugares en que la abertura se mantendrá fija y no se abrirá, como por ejemplo se utiliza en cubremarcos o tragaluces.

En las puertas, es necesario sellar la separación con el piso. Si son de madera o cerámica, convienen los rollos de espuma o caucho, que aíslan por ambos lados de la puerta. Los burletes de polipropileno son especiales para eso y permiten ahorrar hasta un 40% en energía y calefacción.