Tema Central

La potencia de las herramientas inalámbricas: características, mitos y beneficios

Autor: Iván Urbina , publicado el

Las tecnológicas herramientas sin cables llegaron para quedarse, y han logrado posicionarse en las obras gracias a sus grandes virtudes en el rubro de la construcción.

Un alargador tras otro creando una red cableada improvisada casi infinita, solamente para utilizar un simple taladro. Muchas veces resultaba ser una odisea el poder llegar con las herramientas eléctricas hacia lugares alejados de la energía eléctrica. Por eso, cuando comenzaron a aparecer las herramientas inalámbricas, los maestros celebraron sus grandes virtudes.  

“La principal ventaja de utilizar herramientas eléctricas inalámbricas resulta de la independencia de la toma de corriente. Ya sea estar trabajando en un banco de trabajo, en una escalera, o en un andamio, las herramientas independientes de una toma de corriente entregan una gran libertad de movimiento. Por otro lado, en temas de seguridad, al no existir un cable como obstáculo, son bastante más seguras”, aseguró Ricardo Hermosilla, ingeniero civil mecánico y académico del departamento de Mecánica UTEM.

 

Derribando mitos 

 

Sin embargo, en el escenario colectivo de la construcción se cree que las herramientas inalámbricas tienen menos potencia y rendimiento que las opciones cableadas. Lo cierto, según Hermosilla, es que esto solo se trata de un mito.

“Las herramientas eléctricas inalámbricas trabajan con motores de corriente continua, lo que asegura una gran potencia disponible cuando se tiene carga en la batería”, señaló el experto. 

Lo que sí es cierto es que existen dos tipos de herramientas inalámbricas: unas con el objetivo de realizar trabajos ocasionales en casa, mientras que las otras son más profesionalizadas para el trabajo en construcción. 

“Por un lado, están las de tipo “hobby”, es decir para trabajos ocasionales, de fin de semana, y por otro están las “heavy duty”.  Que son para trabajo continuo. Las primeras tienen un desempeño regular en función a la exigencia, y las segundas un alto rendimiento. También en términos de costo, las primeras son bastante más económicas respecto de las segundas”, indicó el docente de UTEM. 

Todas estas virtudes han significado un crecimiento significativo del uso y venta de las herramientas inalámbricas. Según Ricardo Hermosilla, la industria completa de las herramientas eléctricas se ha volcado hacia la fabricación de opciones sin cable.

 

Ojo con la batería 

 

Uno de los aspectos más importantes a considerar al momento de adquirir herramientas inalámbricas es la potencia de su batería. Para ello, debemos tomar en cuenta su voltaje, la capacidad de carga o los amperes por hora que son capaces de entregar. 

“A mayor voltaje, estas presentan una mayor velocidad de funcionamiento, pero por otro lado la fuerza que son capaces de realizar no es muy elevada”, explicó Hermosilla. 

El profesor agregó que “en términos de capacidad el indicador A-hr (ampere – hora) nos indica el tiempo de trabajo que una batería puede estar entregando energía para que la máquina pueda estar funcionando. En términos simples, una batería de 4 A-hr podría durar el doble que una de 2 A-hr. En condiciones similares de uso. Una de 4 A-hr es más grande y pesada que una de 2 A-hr”.

“Otro tema a considerar, consiste en los ciclos de carga. Normalmente una buena batería podría durar entre 300 a 500 ciclos. Esto significa que de acuerdo a la frecuencia de uso bien se tendría batería para 2 a 3 años”, finalizó.