Novedades del rubro

La increíble transformación que tendrá la nueva casa de La Roja

Autor: Constructor, publicado el

Este será el último semestre en que San Carlos de Apoquindo mostrará su actual cara. En 2022 cerrará sus puertas para ser remodelado y adoptar el nombre de una marca comercial.

El Estadio San Carlos de Apoquindo se ha transformado en la nueva casa de la Selección. La Roja, acostumbrada a recibir sus partidos de local en el Nacional o Monumental, esta vez, el propio plantel eligió el recinto cruzado para disputar sus duelos Clasificatorios. 

Ante la imposibilidad de ocupar el Nacional, por remodelación en miras a los Juegos Panamericanos, las opciones en Santiago solo se reducían al Monumental y San Carlos. Si bien ante Brasil se jugó en Macul, los jugadores finalmente le pidieron a la ANFP jugar en el reducto de Las Condes por comodidad y gusto. 

Y al parecer dio resultados. En el último partido ante Paraguay, la Roja agradeció el aliento del público y muchos aprobaron la idea de jugar en la casa de Universidad Católica por la cercanía de los hinchas a la cancha. El término “caldera” fue el que más se repitió en redes sociales para describir la atmósfera vivida en San Carlos. Ambiente que al parecer favoreció al equipo, que terminó ganando su partido frente a los guaraníes. 

Sin embargo, este segundo semestre del año sería el último en que veríamos a San Carlos de Apoquindo tal como lo conocemos. Y es que a partir de 2022, el “Fortín” cruzado cerraría sus puertas para ser remodelado completamente y adoptar el nombre de una marca comercial. 

Según el cronograma de Cruzados SADP, las obras de remodelación comenzarían la primera mitad de 2022 y se promete su entrega para 2023, calzando con el inicio de los Juegos Panamericanos, donde el recinto también sería una de las sedes. 

Nueva casa

Uno de los motivos que vio la dirigencia de Universidad Católica para remodelar su estadio fue la asistencia de público. En los últimos años, el número de socios y abonados aumentó exponencialmente y el reducto se hizo chico para el equipo. Cabe destacar que la actual capacidad del estadio es de 14.500 personas.

“El primer síntoma fue que la asistencia comenzó a subir, a tal punto de llegar a tener prácticamente todo el estadio abonado. Empezó a quedarse mucha gente fuera de los partidos más relevantes. Allí surgió la necesidad de hacer crecer nuestra casa”, afirmó Juan Tagle, presidente de Cruzados cuando dio a conocer el proyecto.

En cuanto a la remodelación del recinto, en el detalle, la nueva Fortaleza Cruzada tendrá una  nueva cubierta para las cuatro tribunas que se verán ampliadas en su capacidad con una segunda bandeja soprepuestas. Las tribunas Foullioux y Livingstone serán similares a estadios europeos, con palcos vip, áreas de servicios y comercio. Además, los medios de comunicación tendrá una nueva zona de prensa mucho más grande y cómoda. La obra completa tendrá un costo de 30 millones de dólares. 

Las torres de iluminación desaparecerán ya que se instalarán nuevas luminarias LED de última generación. Habrá 400 paneles fotovoltaicos, que entregarán la potencia energética necesaria para los distintos eventos. La nueva cubierta techada ayudará a reducir la contaminación lumínica, y además la acústica se verá mejorada, aumentando al interior y disminuyendo el ruido hacia el exterior. Este último punto fue clave tras el diálogo que tuvo la dirigencia con los vecinos del sector.

En otro punto de eficiencia de los recursos, está considerado un diseño bioclimático que ayudará a climatizar el edificio principal, también tendrá el concepto de eficiencia hídrica, donde se pretende bajar el consumo de agua en un 10% gracias al uso de griferías eficientes y a la implementación de riego automático a la cancha.

¿Qué se viene ahora?

Actualmente, el club se encuentra tramitando la obtención del permiso de edificación y la licitación de las obras de construcción del recinto, además de la elección de la marca comercial que llevará el nombre del futuro recinto. 

Una vez definido lo anterior, sus puertas cerrarían para la remodelación y se proyecta su reinauguración para octubre de 2023. La capacidad final quedaría en 20 mil personas todas cómodamente sentadas, y no solo se utilizaría para juegos deportivos, sino también para eventos musicales y culturales. El nuevo San Carlos pretende ser el estadio más moderno del país y de Sudamérica.