Novedades del rubro

La importancia de la inspección en terreno del megaproyecto Quebrada Blanca Fase 2

Autor: Constructor, publicado el

Inspector de Indura cuenta cómo ha sido la supervisión directa de la fabricación de un pedestal de 46,3 toneladas de acero, dentro de uno de los proyectos de extracción de cobre más grandes del mundo.

En plena Región de Tarapacá, a poco más de 200 kilómetros de distancia de Iquique, se encuentra una de las operaciones de cobre más grandes del mundo: el proyecto Quebrada Fase 2 (QB2). 

Para este segundo semestre de 2021 se prevé la primera producción del imponente metal rojo, tras tres años de haberse aprobado la gigantesca obra.

Para un proyecto de estas magnitudes, la inspección de cada uno de los procesos dentro del mismo es fundamental, a pesar de la automatización que existe en la actualidad. De hecho, la fabricación de un pedestal gigante de 46,3 toneladas de acero es uno de los máximos elementos a tener en cuenta.  

Fernando Faria, jefe de Inspecciones de Indura, contó que han tenido un rol fundamental dentro del trabajo de la obra, enviando un inspector a tiempo completo a las instalaciones de QB2 para auditar todo este proceso de fabricación. 

“Estamos verificando en terreno que se cumpla la manufactura bajo la normativa correspondiente y en los plazos acordados, específicamente en los procedimientos de soldadura”, explicó. 

Además, el ingeniero precisó que “se espera concluir con esta fase del proceso cerrando el primer semestre de este año. Somos muy conscientes del importante valor de la tecnología durante este año de crisis sanitaria en Chile, pero este desafío nos recuerda lo relevante del capital humano, de la especialización en soldadura, una actividad que ya dejó de ser un oficio, sino que hoy es parte del engranaje de gigantescos proyectos como es la Fase 2 de Quebrada Blanca”.